top of page

PREGUNTAS FREQUENTES

Hemos recopilado información sobre las áreas que a menudo plantean preguntas entre nuestros clientes. Tómese un momento para revisar la sección correspondiente a continuación y encontrar las respuestas que busca. Si encuentra que la información proporcionada no responde completamente a su duda, puede ponerse en contacto con nosotros para obtener aclaraciones adicionales. Estamos aquí para ayudar.

Referencia Catastral

La referencia catastral se refiere a un número de identificación único asignado a cada propiedad o parcela de tierra en el registro nacional de tierras conocido como el 'Catastro'. El Catastro es una base de datos completa mantenida por el gobierno español que contiene información detallada sobre propiedades, sus límites y características. La referencia catastral es un identificador crucial utilizado para fines administrativos y legales, y proporciona información esencial para la tributación de propiedades, la gestión de tierras, la planificación urbana y otras actividades relacionadas. Por lo general, consta de una combinación de caracteres alfanuméricos que identifican de manera única una propiedad específica dentro de la base de datos del Catastro. Puede visitar el sitio web del Catastro en https://www.catastro.meh.es.

ejemplo_rc_urbana.gif
Valor Catastral y Valor Catastral de la Construcción

El Valor Catrastral y en particular el Valor Catastral de la Construcción son conceptos de especial relevancia en fiscalidad, puesto que forman parte, entre otros, del cálculo de la amortización de inmuebles (esta cuenta como gasto deducible en el caso de inmuebles arrendados y también influye en la ganancia patriomonial final en el caso de venta del inmueble) y del cálculo del impuesto por rentas imputadas en casos muy específicos donde el Valor Catastral del inmueble no es conocido. El Valor Catastral, a veces llamado de Valor Catastral Total, es la suma del Valor Catastral del Suelo y Valor Catastral de la Construcción. A modo de ejemplo, en el caso del cálculo de la amortización de un bien la ley actual contempla de forma general que se tome como amortización el 3% sobre el mayor valor entre el Valor Catastral de la Construcción (sin contar con el valor del suelo) y el Valor de Adquisición (sin contar con el valor del suelo).

Plazos para la declaración del IRNR

Impuesto de No Residentes (IRNR) se declara mediante la presentación del Modelo Tributario 210. El plazo para presentar el modelo 210 depende del tipo de ingresos:


Ingresos de alquiler: para la autoliquidación de resultados positivos (cantidad a abonar por el contribuyente), el plazo para presentar y realizar los pagos correspondientes se realiza trimestralmente, siendo los primeros veinte días naturales de abril, julio, octubre y enero, este último en relación con el último trimestre del año anterior. En el caso de presentación telemática, el pago de la deuda tributaria se podrá domiciliar del 1 al 15 de abril, julio, octubre y enero, respectivamente. En el caso de autoliquidaciones con resultado nulo, el plazo de presentación será del 1 al 20 de enero del año siguiente al devengo de las rentas declaradas. En el caso de autoliquidaciones con resultado negativo (importe a devolver al contribuyente por la Agencia Tributaria): Podrán presentarse a partir del 1 de febrero del año siguiente al devengo de las rentas declaradas y en el plazo de cuatro años desde al final del período de presentación y retención de ingresos.


Ingresos por alquileres imputados: El plazo es el final del año natural siguiente a la fecha de devengo (31 de diciembre de cada año). En el caso de presentación telemática, el pago de la deuda tributaria se podrá domiciliar desde el 1 de enero hasta el 23 de diciembre.

Ganancias de capital: El modelo 210 deberá presentarse en el plazo de 3 meses, contando a partir de un mes después de haberse realizado la transmisión de la propiedad.

Residencia fiscal

Se considera que un individuo tiene su residencia habitual en España cuando se dan cualquiera de las siguientes circunstancias:

 

-Permanecer en España durante más de 183 días durante el año calendario. Para determinar este período de permanencia, se cuentan las ausencias esporádicas, a menos que demuestre su residencia fiscal en otro país. En el caso de países o territorios clasificados como paraísos fiscales(1), la Administración Tributaria puede requerirle que demuestre su permanencia en este paraíso fiscal durante 183 días en el año calendario. No se contarán como temporadas temporales en España las derivadas de las obligaciones asumidas en acuerdos de colaboración cultural o humanitaria, sin coste alguno, con las Administraciones Públicas españolas.

 

-Mostrar el núcleo principal o la base de sus actividades económicas o intereses en España, de manera directa o indirecta. Del mismo modo, a menos que se demuestre lo contrario, un contribuyente tendrá su residencia habitual en España cuando, según los criterios anteriores, el cónyuge no legalmente separado y los hijos menores a cargo vivan en España.

 

Adicionalmente, las personas físicas españolas que puedan demostrar su nueva residencia en un paraíso fiscal seguirán siendo consideradas contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas en España, tanto en el período fiscal en el que realicen el cambio de residencia como en los cuatro períodos fiscales siguientes.

 

Un individuo será residente o no residente durante todo el año calendario, ya que el cambio de residencia no implica la interrupción del período fiscal. Normativa: Artículo 6 de la Ley del IRNR (Impuesto sobre la Renta de No Residentes)

 

Fuente: https://sede.agenciatributaria.gob.es

Declaración individual vs. declaración conjunta

De acuerdo con ley española, la presentación del formulario 210 es predominantemente un proceso individual, en el que se presenta una declaración de impuestos para cada contribuyente individualmente. Sin embargo, existe una excepción aplicable al caso de las declaraciones de ganancias patrimoniales derivadas de transmisiones de bienes inmuebles. En casos en los que ambos cónyuges son no residentes fiscales y son copropietarios de la propiedad, tienen la opción de presentar una declaración conjunta para este tipo específico de obligación tributaria. Esta disposición reconoce las circunstancias únicas de parejas casadas que son ambos no residentes y copropietarios de una propiedad, lo que les permite informar y liquidar conjuntamente sus obligaciones fiscales relacionadas con las ganancias patriomniales en la transmisión de bienes inmuebles, ayudando por tanto a simplificar el proceso tributario.

Reparaciones y mantenimiento vs costes de mejoras

Es muy importante establecer la diferencia entre lo que son gastos de reparacion o conservación y lo que son gastos de ampliación o mejoras. La importancia se debe a que fiscalmente los gastos de reparación o conservación se consideran como gasto deducibles en la declaración de ingresos por alquiler, para aquellas declaraciones que admiten deducibidad de gastos. Por su parte, los gastos de amplicación y mejora se tienen en cuenta en el momento de la venta, esto es, en las declaraciones por ingresos por transmisiones patrimoniales. El gasto de ampliación o mejora, debidamente documentado, se agregan al coste de adquisición, de tal manera que disminuyen la ganancia patrimonial final, y por tanto el propio impuesto.

¿Cómo separar bien lo que son gastos de reparación y gastos de mejora? Las reparaciones y conservaciones se enfocan en preservar la vida útil y la capacidad productiva o de uso de la propiedad, mientras que las ampliaciones o mejoras se consideran cuando se traducen en un aumento de la capacidad o habitabilidad del inmueble o en una extensión de su vida útil.
En este sentido, los arreglos de fontaneria, electricidad, o pintura, se considerarían gastos de reparación o conservación, mientras que por ejemplo tirar una pared para unir dos habitaciones en una sería un gasto de mejora. 

bottom of page